• 14 FEB 17
    Investigadores del IIIPC llevan a cabo excavaciones arqueológicas en el poblado prehistórico de Nahal Efe (Israel)

    Investigadores del IIIPC llevan a cabo excavaciones arqueológicas en el poblado prehistórico de Nahal Efe (Israel)

    Investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), de la Universidad de Cantabria, han participado en la segunda campaña de excavación de un poblado neolítico de hace más de 9000 años (Neolítico Precerámico B) en la región semidesértica del Neguev (Israel). La excavación del yacimiento de Nahal Efe forma parte de un proyecto de investigación internacional coordinado entre la Universitat Autònoma de Barcelona (Dpto. Prehistoria, UAB), la Universidad de Cantabria (IIIPC-UC), la Israel Antiquities Authority (IAA) y el Centre de Recherche Français à Jérusalem (CRFJ-CNRS). Los objetivos generales del proyecto son el conocimiento del proceso de difusión del Neolítico en las regiones semidesérticas del Oriente mediterráneo (Neguev, Sinaí, sur de Jordania), así como evaluar el potencial impacto de los eventos climáticos que se dieron durante Holoceno Inicial (tras el fin de la era glacial), en el desarrollo de las primeras comunidades agrícolas del sur del Levante mediterráneo.

    El proyecto está codirigido por Ángel Armendariz (IIIPC), Ferran Borrell (UAB & CRFJ) y Jacob Vardi (IAA). Esta campaña de excavaciones arqueológicas se llevó a cabo entre los días 4 y 20 de diciembre de 2016, contando con el apoyo económico de la Fundación PALARQ (Madrid) y el Centre de Recherche Français de Jerusalén.

    Mientras que la primera intervención en el yacimiento (2015) se centró en determinar su extensión, cronología, estado de conservación y potencial, esta segunda campaña se ha orientado a la obtención de los primeros datos sobre la estructuración interna del poblado y sus elementos arquitectónicos, así como sobre las actividades de subsistencia de la comunidad neolítica que habitó en él.

    Durante la campaña de este año se ha terminado de excavar la cabaña donde se trabajó el año pasado y se ha iniciado la excavación de una nueva, adyacente a la anterior, de mayores dimensiones y también en un excelente estado de conservación, con muros conservados hasta 70 cm de altura. La excavación de dichas cabañas ha revelado un grado de complejidad mayor de lo esperado tanto en lo que se refiere a la organización interna del espacio doméstico, donde se han documentado sendas estructuras de combustión (presumiblemente hogares), como en la propia estructura de las casas, con un espacio principal al que se añaden pequeñas estancias o células con función aún por determinar. En este sentido, desde la campaña anterior se está llevando a cabo un minucioso trabajo de fotogrametría y registro con estación total de todos los elementos arquitectónicos y mobiliares (responsable L. Teira, IIIPC), con el objetivo de elaborar paulatinamente una reconstrucción tridimensional del poblado a la que se irán añadiendo elementos en sucesivas campañas de investigación.

    Por lo que respecta a los materiales mobiliares recuperados, cabe destacar el hallazgo de un buen número de puntas de flecha que acredita la importancia de la caza para esta comunidad. También se observa la presencia recurrente de útiles de molienda, lo que evidencia el procesado de alimentos, probablemente cereales, en el interior de las viviendas.

    Los restos botánicos son muy abundantes en ambas cabañas, hecho que, además de aportar información clave sobre las especies vegetales utilizadas como combustible durante el Neolítico (estudio de V. Caracuta, Universidad de Salento), va a permitir una buena fechación por radiocarbono de la segunda cabaña (dirección de E. Boaretto, Weizmann Institute).  Los restos de fauna, aunque muy escasos, representan otra novedad y su estudio aportará importante información sobre las especies animales explotadas. Por otro lado, la presencia de algunas conchas marinas indica la existencia de complejas redes de intercambio con las regiones costeras.

    Las excavaciones arqueológicas realizadas hasta el momento confirman la excepcionalidad del yacimiento de Nahal Efe así como su importancia para el conocimiento del poblamiento neolítico, no sólo de la región del Neguev, sino también del Sinaí y del centro y sur de Jordania, regiones éstas en las que se han observado fuertes similitudes tanto en la cultura material como en las actividades de subsistencia.

    Puntas de flecha de sílex recuperadas en el poblado.